Hospital San Juan de Dios - Córdoba

Consentimiento Informado

INFORMACIÓN SOBRE CONSENTIMIENTO INFORMADO:
(Ley 41/2002, de 14 de 11, B.O.E. nº 274, de 15/11/02)

Se entiende por consentimiento informado: La conformidad libre, voluntaria y consciente de un paciente, manifestada en el pleno uso de sus facultades después de recibir la información adecuada para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud.

El médico proporcionará al paciente, antes de recabar su consentimiento escrito, la información básica siguiente:

  • Las consecuencias relevantes o de importancia que la intervención origina con seguridad.
  • Los riesgos relacionados con las circunstancias personales o profesionales del paciente.
  • Los riesgos probables en condiciones normales, conforme a la experiencia y al estado de la ciencia o directamente relacionados con el tipo de intervención.
  • Las contraindicaciones.

El consentimiento será verbal por regla general. Sin embargo, se prestará por escrito en los casos siguientes:

  • Intervención quirúrgica.
  • Procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores.
  • Aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente.

El consentimiento escrito de pacientes será necesario para cada una de las actuaciones específicas en el punto anterior y tendrá información suficientes sobre el procedimiento de aplicación y sus riesgos.
El paciente puede revocar libremente por escrito su consentimiento en cualquier momento.

Todo paciente tiene derecho a ser informado sobre la posibilidad de utilizar los procedimientos de pronóstico, diagnóstico y terapéuticos que se le apliquen en un proyecto docente o de investigación, que en ningún caso podrá comportar riesgo adicional para su salud y a firmar el documento de consentimiento informado para participar en dicho proyecto.

LIMITES DEL CONSENTIMIENTO INFORMADO. SUSTITUCIÓN EN LA TOMA DE DECISIONES.

Cuando el paciente manifieste expresamente su deseo de no ser informado, se respetara su voluntad haciendo constar documentalmente su renuncia, sin perjuicio de la obtención de su consentimiento previo para la intervención.

Los médicos podrán llevar a cabo las intervenciones clínicas indispensables a favor de la salud del paciente, sin necesidad de contar con su consentimiento, en los siguientes casos:

  • Cuando existe riesgo para la salud pública a causa de razones sanitarias establecidas por la Ley (Ley Orgánica 3/1986), se comunicaran a la autoridad judicial en el plazo máximo de 24 horas siempre que dispongan de internamiento obligatorio de personas.
  • Cuando existe riesgo inmediato grave para la integridad física o psíquica del enfermo y no es posible conseguir su autorización, consultando, cuando la s circunstancias lo permitan, a sus familiares o a las personas vinculadas de hecho a él.